Usos y Propiedades de la Resina Fenólica

Las resinas fenólicas son polímeros sintéticos que surgen de la reacción de fenol con formaldehído, y dan lugar a materiales rígidos e hidrófugos. Entre las principales propiedades de la resina fenólica están la buena resistencia a las altas temperaturas, al fuego, la abrasión, los agentes químicos, la corrosión o la humedad, entre otros.

Por otra parte, son materiales higiénicos, antisépticos y antibacterianos al ser muy poco porosos. Además de todo esto, una enorme ventaja de este material es que necesita un bajo mantenimiento y es muy fácil de limpiar. A continuación, veremos estas propiedades en profundidad:

  • Térmicas: los materiales pueden resistir, sin daños durante un día entero, temperaturas comprendidas entre 200ºC y 230ºC. Además, la resina fenólica es infusible (por encima de los 250ºC se descompone liberando gas carbónico, monóxido de carbono y vapor de agua).
  • Mecánicas: las piezas moldeadas prácticamente no presentan alargamiento o rupturas gracias a su red tridimensional.
  • Agentes químicos: resisten a las bases y ácidos leves, así como a los disolventes. Únicamente son atacados por bases y ácidos fuertes.
  •  Gran durabilidad: tienen un comportamiento muy positivo respecto al envejecimiento natural, y necesitan muy pocos cuidados. Tienden a amarillear al contacto con la luz solar, pero se puede solucionar con ciertos tipos de pintura.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

Usos de la resina fenólica

Debido a todas estas propiedades, los usos de la resina fenólica tienen una amplia presencia en multitud de productos industriales, en función del material base empleado en el laminado de la resina. Según su campo de aplicación, podemos clasificar las resinas fenólicas en tres grupos:

  • Aislantes: impregnaciones, espumas, lanas minerales o materiales de madera.
  • Polvos de moldeo: industria automovilística (frenos, embragues y transmisiones), electrodoméstica y eléctrica.
  • Técnicas: materiales de fricción, textiles, abrasivos (rígidos y flexibles), fundición, lacas, adhesivos y filtros.

Usos de la resina fenólica dentro de las salas blancas

Hay ciertos sectores, como los laboratorios o los hospitales, que requieren de salas blancas para contar con ambientes controlados. Es por ello que son especialmente minuciosos con los materiales y productos que incluyen en sus instalaciones, y las propiedades de la resina fenólica la hacen ideal para paneles y puertas.

Los paneles fenólicos son duros, resistentes, muy estables y cuentan con una gran variedad de acabados. Su fabricación consiste en adherir tres o más capas de madera a una resina fenólica bajo unas determinadas condiciones de presión y calor. Su principal uso dentro de las salas blancas se da en los llamados paneles sándwich, considerados uno de los mejores sistemas de compartimentación. Entre sus ventajas destaca el rápido montaje y desmontaje a bajo coste, la posibilidad de sustituir uno de los paneles sin necesidad de cambiar los demás, un aislamiento térmico y acústico total y una enorme resistencia a la abrasión y el rayado.

Por otra parte, pese a que hay diferentes modelos de puertas para salas blancas, donde más presente está la resina fenólica es en las puertas batientes. El uso de este material hace que presenten una gran resistencia y una enorme estabilidad a lo largo del tiempo. Su construcción y diseño se hace de acuerdo con las exigentes demandas de las salas limpias, por lo que están especialmente ideadas para facilitar su desinfección y limpieza y evitar la acumulación de polvo.

Como hemos comprobado, los usos y propiedades de la resina fenólica son ideales para multitud de ámbitos en los que se requiere un material resistente que proteja el entorno, como es el caso de las salas blancas. En Labsom somos expertos en estas materias, así que… ¡no dudes en preguntarnos si tienes cualquier duda!

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog