Aplicación de la normativa UNE 100713 en zonas de alto riesgo sanitario


Cómo sabemos, existen numerosas normas y regulaciones en las denominadas zonas de alto riesgo sanitario como laboratorios y hospitales para garantizar la seguridad. En otros posts os hemos hablado de la normativa ISO o de las normas GMP. En esta ocasión os contamos todo lo que debéis saber sobre las normas UNE y, concretamente, sobre la UNE 100713.

Tabla de contenidos

Qué son las normas UNE

Las normas UNE, son un conjunto de estándares de calidad en los procesos de fabricación establecidos por la Asociación Española de Normalización.  En principio esta serie de estándares no es de obligado cumplimiento, pero lo establecido según las normas UNE puede hacerse obligatorio si lo establece la ley. Aunque existen directrices y normas de este tipo para todo tipo de sectores y procesos, lo tocante a salas blancas se encuentra concretamente dentro de la norma UNE 100713, como veremos a continuación.

La normativa UNE 100713

La normativa UNE 100713 recoge todos los requisitos necesarios para un correcto uso de las instalaciones de acondicionamiento en zonas de alto riesgo sanitario, como pueden ser: los hospitales, las clínicas, los quirófanos, las zonas de esterilización o las unidades de cuidados intensivos, con el objetivo de proteger la salud de los pacientes y el personal sanitario. Se trata de algunos de los sectores en los que las salas blancas están más presentes, por lo que estas se deberán de asegurar de cumplir los requerimientos establecidos en las normas UNE. 

Cada una de estas zonas, por los riesgos que implica, tiene su propio tratamiento específico y unas exigencias sanitarias para asegurar la calidad del aire y el correcto uso de las instalaciones. Estos requisitos y especificaciones se recogen en la UNE 100713, complementando de esta manera a otras normas como la ISO o las GMP.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Requerimientos según la norma UNE 100713

La norma UNE 100713 revisa a nivel interior las instalaciones de alto riesgo y las divide teniendo en cuenta las exigencias higiénicas y fisiológicas de cada zona según el riesgo. Dentro de un hospital existen diferentes niveles de riesgo en función de la zona donde se encuentre, es por eso que algunas unidades especiales y salas como los quirófanos tienen sus propios protocolos de limpieza y desinfección, además de las pertinentes revisiones de la calidad de las instalaciones en lo referente a la ventilación.

Es necesario analizar el nivel de higiene para la correcta utilización de las salas y de esta manera proteger la seguridad y la salud de los pacientes, especialmente los que se encuentran en situaciones de alto riesgo. El buen uso y comportamiento de las instalaciones por parte de los trabajadores del sector sanitario es imprescindible para asegurar las condiciones de calidad e higiene, que es precisamente lo que queda establecido en la normativa UNE.

Cada zona de trabajo tiene también su propio protocolo de mantenimiento, limpieza y desinfección, que obliga a cumplir con unas exigencias técnicas muy marcadas para evitar la transmisión de enfermedades y la contaminación de gérmenes y otros agentes que pueden suponer un riesgo grave. En estos sectores es importante la revisión de los conductos de aire, las compuertas de cierre y cortafuegos, y las zonas de extracción de humos, por lo que ceñirse a la normativa es especialmente importante.

Todas estas características necesarias para la inspección se recogen en los anexos de la norma UNE 100713, donde se especifican los protocolos a seguir, así como los factores a revisar para que, una vez instalados los servicios, se puedan realizar las pruebas pertinentes en cuanto a la recepción, la higiene y los sistemas de ventilación en los locales específicos, así como el control de la temperatura y la presión para su correcto funcionamiento.

Última actualización de la normativa UNE

La última revisión de la UNE 100713 se realizó en 2015 y establece los factores que deben revisarse con frecuencia para cumplir con una exigente ventilación que cubra las necesidades de carácter higiénico y, al mismo tiempo, mantenga unas condiciones favorables de temperatura, humedad y presión del ambiente.

La prioridad en este ámbito sanitario es, en la medida de lo posible, evitar la contaminación exterior y la prevención de infecciones, reduciendo la existencia de agentes contaminantes. Por eso, las normas UNE marcan con detalle cómo debe ser el diseño de las instalaciones con sus entradas y salidas del aire, y hace hincapié en la facilidad de acceso a los puntos de limpieza, mantenimiento, desinfección y cambios de filtros para favorecer la correcta circulación del mismo, por lo que esta norma debe tenerse en cuenta a la hora de diseñar una sala blanca.

Ahora ya sabes qué son las normas UNE y por qué deberías seguirlas siempre. La normativa UNE 100713 es imposible de ignorar cuando tratamos con salas blancas, así que no dudes en descargarte la norma aquí.

Preguntas sobre la normativa UNE

Las normas UNE son redactadas por el Organismo de Normalización Nacional (UNE), con un comité técnico especial en el que pueden estar presentes todos los interesados en su elaboración y cualquiera (aunque no pertenezca al UNE) puede dar su opinión. El proceso pasa por una serie de fases hasta que se llega a un consenso para su posterior publicación en el BOE.

Para las salas blancas la principal norma es la ISO y las normas de correcta fabricación (GMP). En estas se establece las condiciones y estándares que las instalaciones de este tipo deben cumplir para asegurar la seguridad. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que en ciertas industrias y sectores puede existir regulación específica que deba tenerse en cuenta.

En un principio, cuando las normas se redactan son de cumplimiento voluntario. Sin embargo, estas pueden hacerse obligatorias si la autoridad las aprueba como leyes o normas de obligado cumplimiento. Por tanto, dependerá de cada caso.

Ana Sánchez

Ana Sánchez

Arquitecta técnico con casi 14 años de experiencia como responsable en la supervisión y coordinación del desarrollo de obras, asegurando que se cumplan los plazos, presupuestos y estándares de calidad establecidos. Desde hace 6 años, es la responsable de la ejecución de obra de salas blancas en el sector salud, farmacéutico y de bioseguridad, lo que le permite solucionar problemas técnicos complejos de manera efectiva.

Explícanos tu proyecto.

© LABSOM S.L Todos los derechos reservados

Política de privacidad

Legal