Todo sobre las duchas desinfectantes en Salas Blancas

Las Salas Blancas o cleanrooms deben su nombre y utilidad al hecho de tratarse de habitaciones especialmente dispuestas y diseñadas para garantizar la máxima reducción posible de contaminación en su interior. Para ello, cuentan con distintos elementos que permiten controlar el número de partículas existentes por metro cúbico de aire. Pero claro, ¿qué pasa cuando introducimos en su interior una variable tan poco ‘controlable’ como una persona? Ese es el momento en el que contar con una ducha desinfectante se convierte en algo primordial para asegurar la esterilidad de la instalación. En este artículo vamos a centrarnos en conocer un poco mejor las duchas desinfectantes.

Índice de contenidos

La función de las duchas desinfectantes

Un usuario u operario que vaya a entrar en un entorno estéril, ya sea un laboratorio, o una sala blanca, por mucho que cuente con trajes de protección especiales, mascarilla, guantes, etc, provendrá siempre de un ‘entorno gris’ y, por lo tanto, deberá ser desinfectado obligatoriamente antes de acceder a la sala. Aunque el operario proceda de un espacio delimitado, controlado y relativamente pulcro; esto no es suficiente para garantizar la limpieza porque estamos hablando de ambientes que necesitan total esterilidad, por lo que contar con una ducha desinfectante no es negociable.

Lógicamente, esa desinfección no puede realizarse una vez se encuentre dentro de la sala, en la que bajo ningún concepto podrán introducirse carros de limpieza o paños destinados a la desinfección del ‘visitante’. Por tanto y cuál arco de seguridad en el acceso a un aeropuerto, la ducha desinfectante se encargará de garantizar que el usuario acceda a la instalación en condiciones óptimas, que no pongan en riesgo las condiciones de asepsia existentes en su interior. Esta es precisamente la función de las duchas desinfectantes.

Duchas desinfectantes salas blancas

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

Duchas desinfectantes, ¿Cómo son?

Aunque podemos encontrar duchas desinfectantes de diferentes tipos, las diseñadas específicamente para su uso como control de acceso a las salas blancas suelen tener un diseño de cabina y funcionamiento tipo esclusa. De este modo, en su interior encontraremos una puerta y zona de acceso ‘gris’ y, una vez desinfectado, una zona y puerta de salida ‘blanca’.

Las puertas de la ducha desinfectante suelen fabricarse de cristal endurecido, mientras que en la producción de la cabina suelen emplearse materiales como el acero inoxidable. En cuanto al sistema de desinfección, podemos encontrarnos con sistemas de aire en los que se limpiará de partículas la cabeza, hombros y ropa del operario mediante el arrastre de partículas y en los que se hace uso de filtros HEPA.

Otro de los sistemas de desinfección más habituales es mediante el uso de agua caliente. En estos casos, la ducha desinfectante deberá contar con un sistema de ventilación en el que además de filtros y ventiladores, también se contará con calefacción eléctrica que garantizará un correcto ciclo de secado una vez finalizada la desinfección. De igual manera, los ciclos de ducha, tiempo de los mismos y la temperatura del agua utilizada deberán ser programables, así como disponer de un sistema de desaguado que facilite la eliminación de las aguas residuales sin comprometer en ningún momento la desinfección del operario ni dar pie a contaminar la zona ‘blanca’ o la instalación posterior, pues esto sería totalmente contrario a la función que la ducha desinfectante está ahí para cumplir.

Diferencia entre ducha de desinfección y ducha de laboratorio

Una concepción errónea que suele existir sobre las duchas desinfectantes es que son lo mismo que una ducha de laboratorio. Sin embargo, las duchas de laboratorio y más concretamente las duchas de seguridad de laboratorio, llevan a cabo una función completamente distinta. Cómo hemos comentado, antes de entrar en una sala blanca es necesario que el operario se desinfecte lo más posible, para lo que existen las duchas desinfectantes. Sin embargo, las duchas de seguridad del laboratorio no están presentes para prevenir que agentes externos entren en la sala, sino para limpiar al operario en caso de accidente.

Cuando hablamos de laboratorios es habitual que dentro se lleven a cabo procesos con elementos peligrosos, tóxicos o corrosivos. Por eso, si por accidente esos compuestos son derramados en el operario es imprescindible que se limpie lo más rápido posible para evitar daños. Con ese objetivo los laboratorios están equipados con duchas de emergencia, pero, como veis, no cumplen la misma función que las duchas desinfectantes. 

 

Ahora que ya conoces un poco mejor qué son las duchas desinfectantes para salas blancas, recuerda que en Labsom somos expertos en el diseño y construcción de este tipo de instalaciones. ¡No dudes en contactar con nosotros si tienes algún tipo de duda o proyecto entre manos!

Preguntas sobre duchas desinfectantes en salas blancas

Sí, teniendo en cuenta que la normativa establece que las salas blancas deben contar con unas condiciones de asepsia muy específicas, esto sería imposible de cumplir sin una ducha desinfectante, pues los propios operarios que harían uso de la sala blanca introduciendo en ella partículas contaminantes.

Dentro de los diferentes sistemas que emplean las duchas desinfectantes para cumplir su función todas son válidas y consiguen reducir la presencia de partículas contaminantes al mínimo. Eso sí, asegúrate de que la ducha desinfectante es específica para salas blancas, pues aquellas destinadas para otros fines pueden no adecuarse por completo a los procesos propios de una sala de este tipo.

No, los productos y sistemas empleados en las duchas de desinfección no son perjudiciales para la salud de las personas que los usan. De hecho, este tipo de duchas tienen que seguir una serie de normativas y especificaciones específicas para garantizar su total seguridad por lo que no debería haber ningún problema si se sigue la normativa.

Raúl Fernández

Raúl Fernández

Ingeniero de proyectos con más de 19 años de experiencia. Experto en el diseño, cálculo y dirección de proyectos integrales de climatización de salas blancas en el ámbito de la investigación biológica y de l salud. Participó en proyectos significativos como la creación del Edificio Modular y animalario del Parc Cientific de Barcelona, el 3P Biopharmaceutical y el Sanofi Aventis Montpeller.

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog

© LABSOM S.L Todos los derechos reservados

Política de privacidad

Legal