Sistemas de enclavamiento de puertas para salas blancas

El concepto sala blanca o sala limpia, como se le solía denominar cuando aparecieron a finales del siglo XIX, lo asociamos a quirófanos, industria farmacéutica, nuclear etc. Pero lo cierto es que cada día está más implementado en diferentes sectores como el alimentario o el cosmético. Las salas blancas deben procurar que ninguna partícula contaminante entre en la sala, por lo que el sistema de enclavamiento de la puerta es fundamental. En Labsom te contamos todo sobre cómo cerrar correctamente puertas para salas blancas.

Índice de contenidos

La importancia de las puertas para las salas blancas

Las salas blancas son espacios controlados y diseñados para mantener unos niveles mínimos de contaminación en su interior.  Son espacios aislados que se limpian activamente evitando la contaminación de partículas y materiales biológicos o partículas vaporizadas como el polvo y que son transportados por el aire. Las puertas de una sala blanca son pues fundamentales, pues garantizan, que el número de estas partículas que puedan acceder al interior sea el menor posible. Por ello, el cuidado del entorno, los materiales y los accesos a estos espacios deben ser rigurosamente controlados.

En Labsom trabajamos con el cumplimiento de la normativa ISO y GMP (Good Manufacturing Practices), denominada así en el ámbito internacional. Son normas de correcta fabricación que deben ser cumplidas por los fabricantes de productos, medicamentos y muchos otros sectores, con el objetivo principal de obtener las debidas garantías de calidad y calidad. Esto, por supuesto, se aplica también a las puertas para salas blancas y, en concreto, los diferentes sistemas que existen para el enclavamiento de las puertas.

Sistemas de enclavamiento de puertas. ¿Qué son?

El sistema de enclavamiento de puertas para salas blancas es uno de los sistemas primordiales que ofrecemos en Labsom y que están totalmente integrados en nuestras puertas para salas blancas y equipos Pass-Box o Pass-Trolley. Este sistema está compuesto por dos puertas, ambas con un semáforo de doble luz roja/verde, un botón de liberación de emergencia, una cerradura eléctrica y una unidad de control.

El fin del sistema de enclavamiento de puertas es evitar la comunicación entre dos espacios distintos a la vez. Es decir, las dos puertas no pueden estar abiertas al mismo tiempo, pues podría producirse la entrada de partículas contaminantes. Cuando las dos permanecen cerradas, todos los semáforos se mostrarán en verde y una de ellas podrá abrirse. En el momento en el que una puerta se abre, el semáforo de la contraria cambiará a color rojo, bloqueando esta puerta a través de la cerradura eléctrica e igualando las presiones de ambas estancias. Es por ello por lo que las dos puertas de la sala blanca no podrán estar abiertas al mismo tiempo, siendo necesario cerrar una puerta para habilitar abrir la otra.

Accesorios para el enclavamiento de puertas

La seta de emergencia

En caso de emergencia, entra en juego lo que llamamos seta de emergencia. La seta de emergencia es el botón ubicado junto al semáforo permite forzar el sistema y abrir la puerta, aun cuando el semáforo permanece en rojo. La seta de emergencia, aunque en principio no debería de ser necesaria, es imprescindible pues deberá de emplearse en caso de que ocurra una emergencia y sea necesario forzar el sistema.

El semáforo en el enclavamiento de puertas

Como hemos apuntado antes, cada puerta cuenta con semáforo y un sensor de apertura conectados entre sí. Estos se instalan perfectamente planos en las jambas de las puertas de la sala blanca y hay diferentes tipos para cada tipo de puerta para complementar el sistema de enclavamiento de puertas.

  • Easy lights: semáforo con botón. Este tipo de acceso se compone de una luz LED roja/verde y con de un botón central de liberación de emergencia.
  • Easy code: acceso con código alfanumérico, para entradas de acceso mediante un código alfanumérico programado en el teclado.
  • Easy badge: lector de placas de proximidad autónomo, para entradas autorizadas mediante el uso exclusivo de tarjetas personales. Además, dispone de una plataforma y un software para el control de acceso remoto a tiempo real.
  • Easy prox: sensor de proximidad, permite la apertura del sistema de enclavamiento de puertas con la aproximación de una mano al sensor táctil.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Otros factores para tener en cuenta en las salas blancas

Además del enclavamiento de puertas, sabemos que existen otros sistemas igual de importantes para garantizar las condiciones tan específicas que deben darse dentro de una sala de este tipo. Por ejemplo, el sistema de ventilación en las salas blancas es vital para mantener mínimos los niveles de contaminación, pero hay más factores que debemos tener en cuenta.

  • Los niveles de humedad
  • La contaminación del personal y operarios
  • Iluminación adecuada
  • Temperatura idónea
  • Equilibrio entre la dirección, velocidad y distribución del aire en la sala.

Ahora que ya conoces la importancia de estos espacios, Labsom se pone a tu entera disposición para cualquier consulta que pueda surgir acerca de qué son y para qué sirven los sistemas de enclavamiento en las salas blancas. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Preguntas sobre el enclavamiento de puertas para salas blancas

Sí queremos garantizar que el ambiente dentro de una sala blanca cumpla con las condiciones de asepsia y nivel de partículas contaminantes que establece la normativa, es imprescindible que las puertas de la sala estén preparadas con un sistema de enclavamiento de puertas que permita garantizar la seguridad.

Los materiales de sala blanca deben cumplir ciertos requisitos para mantener un nivel de limpieza y seguridad en todo el proceso de manipulación y transferencia de productos. Lo más importante dentro de una sala blanca es la higiene, por lo que sin duda lo más importante cuando hablamos del material de las puertas es que sea fácil de limpiar y que permita ser limpiado en profundidad.

No hay un tipo de semáforo que sea mejor que otro. La principal diferencia entre ellos es el proceso para permitir la apertura de la puerta, pero todos funcionan correctamente a la hora de garantizar que las puertas están correctamente cerradas y que el nivel de partículas del entrando desde el exterior sea el menor posible.

Roberto Navarro

Roberto Navarro

Ingeniero con más de 15 años de experiencia en diseño y construcción de salas blancas y zonas de ambiente controlado, realizando proyectos de ingeniería e instalación de salas limpias y áreas críticas para los líderes mundiales de la industria farmacéutica, de bioseguridad y alta tecnología.

Explícanos tu proyecto.

© LABSOM S.L Todos los derechos reservados

Política de privacidad

Legal