Filtros HEPA: Qué son y para qué sirven

A raíz de inicio de la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, los filtros HEPA han saltado a los medios de comunicación y al imaginario colectivo como uno de los elementos más importantes a la hora de purificar el aire mediante el filtrado de agentes infecciosos o contaminantes. Sin embargo, todavía existen muchas dudas relacionadas con este tipo de filtros. Hoy te contamos qué es un filtro hepa, para qué sirve y por qué adquirieron tanta importancia los filtros hepa durante la crisis del covid.

Tabla de contenidos

Qué es la filtración HEPA

Como hemos comentado, el gran público empezó a preguntarse qué es un filtro hepa a raíz de su utilidad a la hora de reducir el contagio por COVID-19 en interiores. Sin embargo, la filtración hepa sigue siendo una gran desconocida para la mayoría de la gente. A continuación, vamos a centrarnos en el uso de este tipo de filtros de aire a fin de conocerlos un poco mejor.

Los filtros HEPA (acrónimo del inglés High Efficiency Particle Air), están compuestos por una malla de fibras -generalmente de fibra de vidrio y dispuestas al azar- cuyo grosor puede variar entre los 0,5 y 2 μm. Su principal función es el filtrado de aire y evitar la propagación de bacterias y virus, labor en la que cobran especial relevancia factores como el diámetro de las fibras, el grosor del propio filtro o la velocidad de las partículas a filtrar.

Según el estándar europeo, un filtro HEPA certificado ha de ser capar de eliminar al menos el 99,95% de las partículas suspendidas en el flujo de aire que lo atraviese. Aun así y mientras el estándar se sitúa en el 99,97%, los filtros HEPA H13 son capaces de elevar su eficiencia hasta el 99,99% en la filtración de partículas de 0,3 micras o más. En cualquier caso, no debemos confundir los filtros HEPA con los filtros ULPA, ya que estos últimos son más eficaces, pero también menos habituales.

¿Cómo funcionan los filtros HEPA?

Cuando hablamos sobre los filtros hepa y qué son,  partimos de la base de que el 99% de las partículas suspendidas en el aire que respiramos durante una exhalación miden en torno a los 10 μm o menos. Así, estaremos de acuerdo en que los filtros HEPA son perfectamente capaces de eliminar esos aerosoles que pueden ser nocivos para nosotros o para los que nos rodean. Pero, aunque conocemos que los filtros hepa sirven para purificar el aire, ¿sabemos cómo llevan a cabo su labor?

Tres son los factores que permiten a los filtros HEPA purificando el aire atrapando las partículas existentes en el flujo de aire que les atraviesa:

  • Intercepción: Las partículas rozan una de las fibras del filtro y se quedan adheridas a ella.
  • Impacto: Al atravesar el filtro las partículas de mayor tamaño no son capaces de evitar las fibras e impactan directamente contra ellas. Este factor se ve incrementado a mayores velocidades del flujo de aire o cuando la separación entre las fibras es menor.
  • Difusión: En flujos de aire lentos, las partículas de tamaños inferiores a los 0,1 μm colisionan con las moléculas de gas, lo que retrasa su paso por el filtro.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

¿Dónde podemos encontrarlos?

Como ya hemos comentado, los filtros HEPA están presentes en numerosas instalaciones como hospitales, laboratorios y salas blancas, especialmente los filtros HEPA H13 debido a su gran capacidad de filtrado de aire. Así, ya antes de la llegada de la COVID-19 a nuestras vidas, los filtros HEPA formaban parte de nuestro día a día. Puede que no hayas caído en la cuenta pero por ejemplo, podemos encontrar filtros hepa en el aire acondicionado o también es más que probable que tu aspiradora de casa cuente con uno de estos filtros en su interior, más aún si se trata de un modelo moderno y de alta gama.

En el caso de los aspiradores domésticos que quieren añadir la función de purificación de aire a la habitual de limpieza de superficies, para que el filtrado sea realmente eficaz, se ha hacer pasar la totalidad del flujo de aire succionado por el filtro, lo que exige una mayor potencia al motor de este pequeño electrodoméstico. Pero esto es el perfecto ejemplo de que no solo podemos encontrar filtros hepa en laboratorios y hospitales.

Sin salir de casa, otro pequeño electrodoméstico en el que casi con total seguridad encontraremos un filtro HEPA es el purificador de aire. Estos pequeños y portátiles dispositivos, especialmente recomendados para personas asmáticas, con afecciones respiratorias o alergias; suelen aspirar el aire desde un lateral para expulsarlo hacia el frente. De este modo y si buscamos incrementar su eficiencia en la eliminación de alérgenos y partículas potencialmente nocivas, habremos de ubicarlo en el centro de la habitación o estancia en la que lo queramos usar y, a ser posible, situándolos en puntos elevados para que pase por el filtro la mayor cantidad posible de aire.

Donde encontraremos los filtros HEPA más similares a los utilizados en las salas blancas es en los aviones comerciales, en los que se utilizan para reducir la propagación de agentes patógenos a través del aire recirculado por el interior de la cabina del avión. Este suele renovarse por completo entre 10 y 15 veces por hora, lo que hace imprescindible la capacidad de filtración de los HEPA.

De hecho, según un estudio del Departamento de Transportes de Estados Unidos, realizado en cerca de un centenar de vuelos seleccionados de forma aleatoria, los niveles de hongos y bacterias en el aire del interior de las cabinas pueden llegar a ser inferiores a los que encontraríamos en cualquier hogar.

Filtros HEPA en laboratorios y salas blancas

Si nos separamos de nuestra vida habitual, también veremos filtros HEPA en otros muchos ámbitos. De este modo, a las ya mencionadas salas blancas se les suman ahora las cabinas de flujo laminar, en cuya construcción cumplen un papel fundamental. Son también habituales los filtros hepa en laboratorios, hospitales y otras instalaciones biosanitarias, lo que explica la importancia que adquirieron los filtros hepa durante la crisis del Covid-19. Además, también nos los encontraremos en la industria farmacéutica e incluso en la alimenticia, entre otros muchos lugares.

Debido a que los filtros HEPA tienen una gran capacidad de filtrar el aire, cobra muchísima importancia los ambientes en los que la pureza de este es fundamental. Como sabemos, las salas blancas han de cumplir una serie de especificaciones y requerimientos tremendamente concretos cuando se trata de garantizar la seguridad y la limpieza del ambiente. Por eso, no es de extrañar que sea tremendamente utilizado cuando estamos considerando diseñar una sala blanca u otras instalaciones o salas de ambiente controlado.

Por lo tanto y aunque de un tiempo a esta parte el filtro HEPA esté jugando un papel muy importante en nuestras vidas, hemos podido comprobar cómo lleva ya mucho tiempo siendo un gran aliado para nuestra salud y la de nuestros allegados.

Preguntas sobre qué son los filtros HEPA

Depende, en ciertos tipos de instalaciones como salas blancas, laboratorios y hospitales sí es imprescindible porque la pureza y calidad de aire debe de ser máxima. Por lo demás, en el ámbito doméstico no es fundamental contar con un purificador de aire con filtro HEPA a menos que exista algún problema o enfermedad respiratoria.

Los filtros HEPA H3 son simplemente un tipo de filtros HEPA que, en este caso, cuenta con un nivel de filtración del 99,99%, lo que los vuelve una de las clases más eficientes y, precisamente por esto mismo, de las más utilizadas.

Roberto Navarro

Roberto Navarro

Ingeniero con más de 15 años de experiencia en diseño y construcción de salas blancas y zonas de ambiente controlado, realizando proyectos de ingeniería e instalación de salas limpias y áreas críticas para los líderes mundiales de la industria farmacéutica, de bioseguridad y alta tecnología.

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog

© LABSOM S.L Todos los derechos reservados

Política de privacidad

Legal