¿Cómo se construye una sala estéril?

Teniendo en cuenta las características y requerimientos tan concretos que tiene una sala estéril, no es de extrañar que su construcción sea un proceso de varias fases en la que entran en juego numerosos factores. Hoy revisamos qué es una sala estéril y explicamos como es el proceso de construcción de una instalación de estas características.

Tabla de contenidos

Qué es una sala estéril

Una sala estéril, también conocida como sala blanca o cuarto limpio, se define como una zona especialmente diseñada para obtener bajos niveles de contaminación a través del control de ciertos parámetros. Planificar correctamente el diseño y la construcción de estos espacios en función del uso posterior de cada sala es vital para minimizar la introducción, generación y retención de partículas dentro de la misma.

Este tipo de instalaciones pueden estar compuestas por una o varias salas, cuyos niveles de presión diferencial, limpieza del aire, temperatura y otros parámetros ambientales deben mantenerse dentro de unos límites concretos en función de cada sala. Para conseguir un entorno estéril, el espacio se debe distribuir estratégicamente, de tal modo que el número de partículas que pueda acceder a la sala, o generarse en su interior, sea lo más bajo posible. Es precisamente por esto por lo que el proceso de diseño y construcción de la sala estéril cobra tanta importancia.

Características principales de una sala estéril:

Para construir una sala estéril, lo primero que se debe tener en cuenta es la industria concreta a la que se va a destinar y los posibles contaminantes a combatir. Cada industria genera una serie de necesidades que la sala estéril tendrá que cumplir y que se debería tener en cuenta de cara al diseño y construcción de la misma. Los sectores que suelen hacer uso de este tipo de salas son:

  • Industria alimentaria (productos cárnicos, precocinados, bebidas, etc.)
  • Sector bio-farmacéutico (veterinario, cosmético, biotecnológico, etc.)
  • Sector sanitario (hospitales, quirófanos, instrumental médico, etc.)
  • Alta tecnología (aeroespacial, automoción, nanotecnología, etc.)
  • I+D+i (espacios de confinamiento, laboratorios y universidades, etc.)

En todas estas industrias pueden darse procesos que requieran de la utilización de una sala estéril pues cada actividad requiere una serie de necesidades específicas. Teniendo en cuenta que una sola partícula puede ser la responsable de pérdidas en la producción o de resultados erróneos en las investigaciones científicas, es importante que el control de la construcción de sala estéril sea tan riguroso como requiera cada proyecto.

Normativa de salas estériles y salas blancas

Por supuesto, la normativa para este tipo de salas estériles así como otros espacios de trabajo que requieren de condiciones de estérilidad como laboratorios, por ejemplo, cuentan con una normativa muy estricta para evitar que se produzcan posibles situaciones de peligro o contaminación. Cabe decir que, dependiendo del tipo de procesos que se lleven a cabo en la sala estéril, puede haber un peligro potencial bien para los operarios, bien para el público en general en caso de que se de la contaminación de un producto.

Existen diferentes estándares para clasificar estos espacios, el más común es ISO 14644, que recoge los requisitos que debe cumplir cada instalación estéril. Este sistema evalúa diferentes aspectos a través de 11 apartados, con el objetivo de determinar si la sala cumple de forma eficiente con la función para la que ha sido diseñada.

Las fuentes de contaminación pueden ser emisoras de partículas que incluyan bacterias peligrosas o nocivas para el ambiente al que se va a dirigir. Por eso es fundamental que antes de planificar el diseño y construcción de una sala estéril, se analice el entorno para conocer la exposición de partículas en cada ambiente.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

Fases de la construcción de una sala estéril:

La planificación de un entorno estéril comienza en el proceso de decisión, ya que este tipo de salas requieren una inversión considerable. Por eso se recomienda valorar todo el espacio necesario, para asegurarnos de que es suficiente, pero, al mismo tiempo, que sea el mínimo posible. De esta forma conseguiremos evitar inversiones innecesarias.

El proceso de construcción de una sala estéril por norma general puede dividirse en cuatro fases principales:

Fase 1: Diseño de la sala estéril

En esta primera fase de la construcción de la sala estéril se analizarán todos los procesos y se definirán los puntos clave para el desarrollo de la actividad de la sala. Tales como: los requisitos que debe cumplir la instalación (tamaño, accesos, ventilación, etc.), los posibles orígenes de contaminación, la protección del personal y del producto, y las normativas y directrices legales.

Fase 2: Desarrollo, equipamiento y material estéril

A continuación, un equipo de ingenieros y técnicos se basará en los requerimientos acordados en la primera fase para elaborar el diseño y acondicionamiento de la sala. Hay que tener en cuenta que, si no se planifica bien teniendo en cuenta las actividades que van a llevarse a cabo en la sala, puede terminar resultando inútil por la imposibilidad de realizarlas finalmente.

En función de las necesidades definidas, se determinarán los materiales para el revestimiento de las paredes, suelos y techo, los requisitos de limpieza y climatización, los sistemas de acceso y complementos (puertas, ventanas, iluminación…) y el material electrónico requerido.

Del mismo modo, se proveerá de los sistemas necesarios para el acceso y la limpieza del personal (duchas de aire, indumentaria, etc.), así como las zonas de paso y posterior limpieza de los materiales introducidos y otros elementos estériles imprescindibles en la instalación.

Fase 3: Ejecución y puesta en marcha

Una vez construida, la sala blanca o clean room, debe pasar un periodo de prueba en funcionamiento en el que se comprobarán periódicamente todos los sistemas técnicos. Si las zonas estériles cumplen con todos los requisitos y con la normativa legal vigente, se autorizará su instalación.

Es importante que el proveedor tenga en cuenta todos los factores implicados a la hora de llevar a cabo este tipo de proyectos, buscando soluciones personalizadas, y adecuando cada parte del proceso a las necesidades específicas del cliente para lograr los mejores resultados.

En Labsom asesoramos a nuestros clientes gracias a una red completa de especialistas, colaboradores y profesionales cualificados, capaces de abordar cualquier aspecto relacionado con la gestión integral de la construcción de una sala estéril. Si tienes cualquier consulta o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros.

Preguntas sobre salas estériles y su construcción

No, el diseño y distribución interior de las salas estériles así como el equipamiento con el que cuentan depende completamente de las necesidades del proyecto en base a las actividades y procesos que se vayan a realizar dentro de la sala.

Depende de las dimensiones y necesidades de la sala estéril por lo que el coste es muy difícil de estimar sin tener en cuenta las características que se buscan. Si quieres informate en base a un proyecto concreto contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

No existen diferencias especialmente importantes entre los conceptos de sala estéril, sala blanca y sala limpia. En la realidad se usan prácticamente siempre como sinónimos.

Raúl Fernández

Raúl Fernández

Ingeniero de proyectos con más de 19 años de experiencia. Experto en el diseño, cálculo y dirección de proyectos integrales de climatización de salas blancas en el ámbito de la investigación biológica y de l salud. Participó en proyectos significativos como la creación del Edificio Modular y animalario del Parc Cientific de Barcelona, el 3P Biopharmaceutical y el Sanofi Aventis Montpeller.

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog

© LABSOM S.L Todos los derechos reservados

Política de privacidad

Legal