Cómo Controlar la Calidad del Aire Interior en Laboratorios

En entornos como son los laboratorios, la calidad del aire es fundamental para garantizar la seguridad en todos los procesos, tanto de los operarios que llevan a cabo su trabajo dentro de él, como del producto final. Por eso, contar con mecanismos para tener un control de la calidad del aire, es fundamental en este tipo de sectores. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el control de la calidad y la pureza del aire en el interior de este tipo de instalaciones.

Tabla de contenidos

La importancia del control de la calidad del aire

Uno de los factores fundamentales para garantizar un ambiente saludable en el entorno de trabajo, además de los preceptivos sistemas de seguridad, es la calidad del aire interior. En un laboratorio o en cualquier otra instalación de investigación, es importante el control interno de todos los componentes que promueven la viabilidad de los trabajos de forma segura para obtener resultados fiables. Es decir, el control de la calidad del aire y contar con sistemas para medir la pureza del aire es imprescindible en un ambiente como este.

Porque, de hecho, la calidad del aire no solo afecta a los productos o procesos que se estén llevando a cabo debido a una posible contaminación, sino que también es una forma de garantizar la seguridad del personal. La normativa referente a la seguridad en laboratorios e instalaciones de investigación del estilo defiende y asegura la protección de la salud del personal en el entorno de los laboratorios, lo que sin duda incluye la calidad del aire del laboratorio y su control.

¿Qué afecta a la calidad del aire de un laboratorio?

En un laboratorio, la calidad del aire puede verse afectada principalmente por dos tipos de factores: internos y externos. Por un lado, los procesos o elementos que se están llevando a cabo dentro de la sala pueden desprender partículas que afecten a la calidad del aire debido a su composición o al proceso en cuestión. Por otro lado, agentes externos pueden penetrar en el laboratorio cuando se produce la entrada o salida de personas o material, con lo que esto también se debe de tener en cuenta para asegurar que existe un control de la calidad del aire.

Por otro lado, cuando hablamos de medir la pureza del aire en cualquier tipo de contextos, no solo instalaciones científicas, , existen diferentes categorías medibles según los aspectos higiénicos que afectan a la calidad del aire interior, dependiendo del tipo de establecimiento o área, que se pueden dividir en:

  1. Óptima calidad: indispensable para los entornos profesionales científicos, relacionados con laboratorios, clínicas, hospitales, así como los relacionados con la población infantil, como las guarderías.
  2. Buena calidad: en este apartado entran las áreas públicas y profesionales como oficinas, museos, aulas de formación, residencias y piscinas, entre otras.
  3. Calidad media: en la que encontraremos los establecimientos comunes de ocio como, por ejemplo: cines, hoteles, restaurantes, bares y cafeterías, centros comerciales y gimnasios.
  4. Calidad baja: otros tipos de zonas donde la calidad puede llegar a ser insalubre y en los que se recomienda no transitar o no permanecer sin una adecuada ventilación.

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

Clases de control de calidad del aire

Los laboratorios, por lo tanto, precisan de una calidad óptima del aire interior para prevenir riesgos de salud y obtener los mejores resultados en las investigaciones. Hay diferentes formas de establecer un sistema de control de la calidad del aire en este tipo de zonas, entre las que destacamos:

  • IDA-C1: para aquellos sistemas que están en continuo funcionamiento.
  • IDA-C2: mediante control manual, a través de un interruptor.
  • IDA-C3: se mide con una programación temporal, ajustando un horario determinado.
  • IDA-C4: en este caso la medición se realiza cuando se detecta la presencia de trabajadores mediante sistemas de infrarrojos o luces automáticas.
  • IDA-C5: este sistema mide la calidad del aire en función del número de personas que ocupan el establecimiento.
  • IDA-C6: este sistema tiene un control directo por sensores para medir unos parámetros determinados que representan la calidad del aire, como son CO2 y VOCs.

Así, dependiendo de los procesos y el uso que se le vaya a dar a la instalación, se aplicará el sistema más óptimo para asegurar que, en el laboratorio, la calidad del aire es la necesaria para garantizar la seguridad de todas las partes.

Una vez que hemos revisado la importancia del control de la calidad del aire y su especial relevancia en ciertas instalaciones profesionales como laboratorios o instalaciones de investigación, es el momento de recordar que el Labsom estamos a tu entera disposición para todo lo relacionado con el diseño, instalación y mantenimiento de salas blancas y áreas estériles.

Preguntas sobre el control de calidad del aire

Lo primero que necesitas saber es cuál es la regulación específica del sector en el que se enmarcan los procesos que estás llevando a cabo dentro del laboratorio. Una vez sepas qué nivel de pureza del aire se debe alcanzar, deberás establecer mecanismos que permitan conocer y controlar la calidad del aire en cada momento.

No, dependiendo de los procesos y sectores en los que se enmarque la actividad que se lleva a cabo dentro del laboratorio, la calidad y pureza del ambiente requerida será diferente. Pero, precisamente por este hecho, es imprescindible contar con mecanismos para llevar a cabo un control de la calidad del aire dentro de la instalación.

Sí, debido a las exigentes condiciones de seguridad que están establecidas para los laboratorios y las industrias que los emplean, siempre debe existir un control de la calidad del aire que garantice que los estándares establecidos por la ley y las normativas específicas de cada sector se están cumpliendo

Roberto Navarro

Roberto Navarro

Ingeniero con más de 15 años de experiencia en diseño y construcción de salas blancas y zonas de ambiente controlado, realizando proyectos de ingeniería e instalación de salas limpias y áreas críticas para los líderes mundiales de la industria farmacéutica, de bioseguridad y alta tecnología.

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog