Características de una Sala Blanca ISO 8

Para planificar correctamente el diseño y la construcción de una sala blanca es imprescindible tener en cuenta el uso posterior que se le va a dar a cada espacio, puesto que no todas las actividades tienen las mismas necesidades. Por ello, existen diversos tipos de salas blancas, entre las que se encuentran las salas blancas ISO 8. Pero, antes de señalar las características de una Sala ISO 8, primero debemos entender qué son y en función de qué parámetros se clasifican.

Tabla de contenidos

Qué es una sala ISO 8 y qué otros tipos existen

Las salas blancas son espacios diseñados para controlar y minimizar el riesgo de contaminación. Cada una está distribuida estratégicamente para garantizar que el número de partículas que pueda acceder o generarse en su interior, sea el menor posible. Estas salas están clasificadas según el tamaño de dichas partículas bajo la normativa ISO 14644.

En este decreto se recoge una clasificación de 9 tipos de salas, denominadas salas ISO, que varía en función del tamaño y del número de partículas que pueden estar presentes. De modo que, en función del grado de limpieza del aire, se pueden catalogar entre ISO 1 e ISO 9 atendiendo a diferentes aspectos, tales como: la limpieza del aire, la concentración de nano partículas, la contaminación, el diseño, etcétera. Es en este marco de regulación donde podemos situar las salas limpias ISO 8.

Dependiendo del uso posterior que se le vaya a dar a la sala, los parámetros de cada espacio pueden variar. En el caso de una sala blanca clasificada como ISO 8, las partículas pueden ser de 0,5 a 5 micras y la concentración de las mismas no puede ser superior a 3.520.000 y 29.300 respectivamente. Si este límite se supera, la sala no cumple con los criterios de limpieza del ambiente necesarios para ser considerada como una sala blanca ISO 8.

De esta forma, las salas blancas ISO 8 se emplearán para llevar a cabo actividades y procesos que requieran del nivel de limpieza que hemos establecido. Si se necesitase un nivel de seguridad mayor, una sala limpia ISO 8 no sería suficiente o si, por el contrario, no se requiere un nivel tan alto de control, podríamos conformarnos con una sala con más partículas de las permitidas en una sala ISO 8.

Logo Labsom
Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala Blanca

Comprueba como podemos acompañarte en tu proyecto de Sala blanca

Tipos de grados en una sala blanca ISO 8:

Por otro lado, y según el número de partículas permitidas por metro cúbico de aire, existen a su vez cuatro grados posibles dentro de los que se encuentran las salas blancas ISO 8:

  • Grado A: Corresponde a la clasificación ISO 4.8. En estas zonas se realizarán operaciones de alto riesgo, como conexiones antisépticas, llenado, viales abiertos… etc.
  • Grado B: Se atribuye a la clasificación de partículas de aire de la ISO 6. Estos espacios suelen servir de entorno para las zonas de grado A en el caso de preparación y llenado de antisépticos.
  • Grado C: En la gran mayoría de los casos, coincide con la clasificación ISO 7.
  • Grado D: La clasificación de partículas de aire se corresponderá con la propia de las salas ISO 8.

En concreto, las salas blancas ISO 8 suelen corresponderse con el grado D por ser zonas en las que suelen realizarse las fases menos críticas del proceso, como pueden ser la manipulación de los componentes después del lavado o la preparación de los envases y componentes para su posterior llenado. Como hemos dicho, si los procesos que se van a llevar a cabo dentro de la sala no requieren del nivel de seguridad establecido por una sala ISO 8, conviene escoger una sala de una clase diferente a la tipo ISO 8. Recuerda que lo más importante a tener en cuenta a la hora de escoger un proyecto de este tipo son tus necesidades.

Si te estás preguntando si las características de una Sala Blanca ISO 8 serán suficientes para cubrir las necesidades de tu proyecto, en Labsom podemos ayudarte. Nuestro objetivo es identificar las necesidades específicas de cada proyecto, encontrando el tipo de sala que cumpla con todos los requisitos o colaborando con el posterior mantenimiento de cada espacio para garantizar su éxito.

Preguntas sobre las características de las salas blancas ISO 8

Sí, como hemos comentado, existen distintas formas de clasificar las salas blancas y también diferentes nomenclaturas. Las salas ISO 8 y las de grado D se corresponden con respecto a los requerimientos que deben cumplir para ser consideradas como tal.

Sí, en una sala limpia de clase ISO 8 las partículas pueden ser de 0,5 a 5 micras y la presencia de las mismas no puede ser superior a 3.520.000 y 29.300 respectivamente. Si se superan esos límites no podemos decir que una sala blanca es de clase ISO 8, pues no cumple con las garantías de seguridad y limpieza suficientes para ser considerada como tal.

Solo cuando sea necesario. La sala blanca que escojas debe ser la que mejor se adapte a tus necesidades y las de tus procesos productivos. Es posible que los procesos que se vayan a llevar a cabo dentro de la sala no necesiten de un nivel de limpieza del aire tan alto y, por tanto, no sea necesaria una sala de clase ISO 8.

Ana Sánchez

Ana Sánchez

Arquitecta técnico con casi 14 años de experiencia como responsable en la supervisión y coordinación del desarrollo de obras, asegurando que se cumplan los plazos, presupuestos y estándares de calidad establecidos. Desde hace 6 años, es la responsable de la ejecución de obra de salas blancas en el sector salud, farmacéutico y de bioseguridad, lo que le permite solucionar problemas técnicos complejos de manera efectiva.

Labsom News

Otros artículos de nuestro blog